910 606 403 hola@micasapasiva.com
¿Cuánto se ahorra con una casa pasiva?

micasapasiva

Publicado: agosto 10, 2021
La pregunta del millón, la que todo el mundo se hace a la hora de plantearse o no comprar o construir de cero una casa pasiva o una Passivhaus: ¿cuánto se ahorra realmente? Sin comerlo ni beberlo tenemos que plantear una segunda pregunta para poder responder más tarde a la primera: ¿cuánto cuesta una casa […]

La pregunta del millón, la que todo el mundo se hace a la hora de plantearse o no comprar o construir de cero una casa pasiva o una Passivhaus: ¿cuánto se ahorra realmente?

Sin comerlo ni beberlo tenemos que plantear una segunda pregunta para poder responder más tarde a la primera: ¿cuánto cuesta una casa pasiva? 

Evidentemente una casa pasiva tiene un coste superior a una vivienda convencional (el porcentaje de sobrecoste puede variar bastante en cuestión de los materiales empleados para la construcción, tanto que podría estar comprendido entre un 8% y un 30%). Hay que conseguir que la vivienda esté dotada de cierto hermetismo y ese hermetismo cuesta dinero. Por lo tanto, antes de hablar de ahorro hablaremos de amortización. 

Pero antes incluso, recordaremos qué «leñes» es eso de las casas pasivas. Más que nada por si te ha despistado un poco el término, pero lo de ahorrar ha llamado tanto tu atención que aún sigues leyendo.

¿Qué es una casa pasiva o Passivhaus?

Nos gustaría aclarar un detalle, y es que no es lo mismo una casa pasiva que una Passivhaus. No nos mates todavía, nosotros mismos te hemos hecho creer que eran sinónimos. Lo aclaramos de forma rápida, no te preocupes.

Una casa pasiva es una edificación que está diseñada de manera estratégica para reducir al máximo la necesidad energética. Por lo tanto, solo el simple hecho de estar construida bajo esa estrategia supondrá un ahorro económico en climatización. 

El caso es que, si esa estrategia cumple con unos estándares de construcción registrados bajo el certificado apodado con el mismísimo nombre de Passivhaus, la casa pasaría a tomar ese término. Por si te lo estás preguntando… Sí, ese certificado también supone un extra en la inversión inicial. Por este motivo, es normal encontrar casas pasivas que cumplen con todos los estándares, pero no pueden entrar en el Club Privado Passivhaus por la falta de dicho certificado.

Estos estándares de los que hablamos son 5: 

  • La utilización de un correcto aislamiento térmico de baja transmitancia.
  • Que todos los cerramientos de la vivienda aseguren la estanqueidad y la hermeticidad de la vivienda. 
  • La eliminación de los puentes térmicos por los cuales se pierde calor. 
  • Recurrir al triple acristalamiento en ventanas y una correcta orientación para aprovechar la luz solar.
  • Instalar un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor. 

¿Esto es todo? En principio, estos serían los requisitos para que una casa pasiva pueda conseguir la certificación, pero existen otras medidas pasivas que suman para el ahorro energético total de la edificación. Hablamos de la propia orientación de la vivienda, o, por ejemplo, de la instalación de barreras naturales con plantas y árboles para evitar que los rayos de sol verticales calienten la vivienda durante el verano.

¿Cuándo se empieza a amortizar una casa pasiva?

Si analizamos las subidas de la luz que hemos tenido en España durante los últimos años, nos encontramos un porcentaje realmente sorprendente. Según los datos recogidos en 2019 por un estudio efectuado por FACUA(https://www.facua.org/es/noticia.php?Id=13614) (Consumidores en Acción), la luz ha subido un 77,5% en los últimos 15 años. Eso sin contar las últimas subidas que hemos tenido en este 2021 que habrán incrementado este porcentaje, ¡claro! 

Con estos datos, ya se hace evidente que nada impide que este porcentaje aumente aún más en los próximos años. Es por esto que el buscar alternativas que nos ayuden a ahorrar se ha convertido en algo crucial en nuestras vidas

Una de estas alternativas la tenemos con la adquisición de una casa pasiva. Ya hemos dicho que este tipo de casas tienen una inversión algo superior a la de una casa convencional. Pero si echamos cuentas, aunque el precio de la luz se estabilice, el ahorro que se le puede sacar a una casa pasiva es mayor a la larga. Hablamos de un tiempo aproximado de tan solo unos 10 años para empezar a amortizar la inversión. 

Por supuesto, este tiempo aproximado también dependerá del ahorro en climatización que consigamos mensualmente con nuestra construcción. Es por eso que contar con una constructora que busque siempre la máxima rentabilidad gracias a la estrategia de diseño es crucial.

¿Cuánto ahorro supone vivir en una casa pasiva?

Vamos con el quid de la cuestión. ¿Cuánto vamos a ahorrar si decidimos vivir en una casa pasiva? Aquí el «depende» llama otra vez a la puerta, ya que, como hemos dicho durante el artículo, estos datos siempre van a depender de que la vivienda esté diseñada y estructurada según los estándares de construcción Passivhaus. Pero también de la calidad de los materiales empleados y de otros aspectos extra como las compañías energéticas contratadas o, mismamente de que se mantenga estable el precio de la luz o no. 

Otra cuestión que afecta al porcentaje de ahorro sería la ubicación de la casa en sí. Se estima que en climas mediterráneos el ahorro energético sería de aproximadamente un 60%, mientras que en climas más severos o continentales como el que tenemos en Madrid, el porcentaje de ahorro podría llegar hasta un 90%

¿Se podría llegar a un ahorro de energía del 100%? Lo cierto es que lograr un consumo nulo es muy difícil. Se intenta siempre aprovechar por completo las energías limpias para conseguir el máximo ahorro a la vivienda, por supuesto. Pero, de momento, siempre habrá un mínimo de energía que tendrá que proporcionártela una compañía energética. 

Conclusión

Concretar el ahorro económico mensual concreto que tendrás al construir o adquirir una casa pasiva es complicado. Tendríamos que analizar las características de la casa en cuestión y el consumo medio que tendrás tú o tu familia. 

No obstante, teniendo en cuenta que el retorno de inversión en estas casas suele llegar entre los 6 o 10 primeros años, hablamos de un ahorro considerable, ya que en ese periodo de tiempo el coste de la luz ha podido subir innumerables veces. 

Con una vivienda convencional, sin embargo, no existe este retorno. La vivienda estará condicionada a consumir el 100% de la energía proporcionada por la compañía energética que contrate a no ser que se decida instalar sistemas de energía limpias como placas solares, calderas de biomasa o similares. Lo que sí te adelantamos es que la instalación de estos sistemas conlleva una inversión que no tiene un porcentaje de retorno tan alto como las casas pasivas. 

Categoria: Casas Pasivas
Etiquetas:
¿Cómo funciona una casa pasiva?

¿Cómo funciona una casa pasiva?

A la hora de construir de cero una vivienda convencional, o más bien de diseñarla, lo que suele primar es la apariencia. Uno construye la casa de sus sueños totalmente a su medida ¿no es así? Al menos eso es lo que se quiere y se persigue.   Cuando hablamos...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *