910 606 403 hola@micasapasiva.com
¿Cómo funciona una casa pasiva?

micasapasiva

Publicado: agosto 18, 2021
A la hora de construir de cero una vivienda convencional, o más bien de diseñarla, lo que suele primar es la apariencia. Uno construye la casa de sus sueños totalmente a su medida ¿no es así? Al menos eso es lo que se quiere y se persigue.   Cuando hablamos de una casa pasiva, la cosa […]

A la hora de construir de cero una vivienda convencional, o más bien de diseñarla, lo que suele primar es la apariencia. Uno construye la casa de sus sueños totalmente a su medida ¿no es así? Al menos eso es lo que se quiere y se persigue.  

Cuando hablamos de una casa pasiva, la cosa cambia ligeramente. La apariencia es importante, pero hay otros aspectos que deberían estar por encima de esto. 

Hablamos de aplicar en la construcción una serie de normas y estrategias energéticas que son las responsables de conseguir ese ahorro tan deseado vinculado a este concepto tan popular de casas pasivas. Bueno… ese ahorro y esa mejora en la salud y la calidad de vida de quienes viven en ellas, por supuesto. 

Pero, ¿cómo funciona realmente una casa pasiva? Alguna vez te hemos hablado de cuáles son los estándares y requisitos para optar a la certificación (link al artículo «Estos son los 5 principios básicos que sí o sí debe tener toda casa pasiva»), pero nunca te hemos hablado del modo en el que estas casas hacen su magia y hoy eso va a cambiar. 

Así es como funciona una casa pasiva o Passivhaus

La explicación rápida sería algo así como: ˝las casas pasivas optimizan y aprovechan el calor sobrante, aumentando el confort de la vivienda y reduciendo el consumo energético”. Pero decirte esto es como decirle a un niño que de mayor tendrá que pagar impuestos. Vamos, que no se entiende, así que vamos por partes. 

En concreto, vamos a dividir esta explicación sobre el funcionamiento de una casa pasiva en dos conceptos: la reducción de la demanda energética y la producción de energía mediante fuentes renovables. Porque sí, la magia de las Passivhaus tiene mucho que ver con el aprovechamiento de lo que el medio ambiente nos proporciona de forma natural.

¿Cómo reduce la demanda energética una casa pasiva?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: aprovechando las características del entorno y optimizando la construcción en relación a él. De nada serviría que aplicásemos los estándares de una Passivhaus en la construcción, si no los aplicásemos teniendo en cuenta el contexto. Veamos cómo lo hacen estas casas. 

Aprovechan la radiación solar

Aprovechar el sol al máximo es una de las primeras estrategias por las que toda casa pasiva debería luchar. Es importante en cualquier tipo de construcción, cuanto más en este tipo de casas de aprovechamiento.

Si te fijas en algunas construcciones de casas pasivas, la mayor parte de la fachada situada al sur está acristalada. Esto se hace así precisamente para que el calor se proyecte sobre las ventanas y la vivienda se caliente de forma natural. 

¿Con una fachada acristalada es suficiente para calentar toda la vivienda? Pues lo cierto es que, a veces, también se instalan galerías acristaladas en frente de las fachadas más soleadas de la vivienda. Esto supone instalar también techos acristalados para multiplicar la captación solar. 

Por supuesto, durante el verano es necesario hacer uso de filtros solares tales como pérgolas o porches que permitan aprovechar la radiación y la luz solar, pero sin calentar la casa en exceso. 

Aprovechan la ventilación natural

Además de instalar pérgolas o porches que limiten la entrada del calor durante el verano, también es importante tener una buena ventilación cruzada de todas las habitaciones de la casa. 

¿Cómo se consigue esta ventilación cruzada? Instalando ventanas practicables o abatibles en fachadas opuestas que permitan aprovechar las corrientes naturales. O también, utilizando las entradas y salidas de aire que se han colocado en puntos estratégicos de la casa con filtros que limpian el aire de entrada. 

No obstante, estos son sistemas de ventilación pasivos que siempre supondrán una pérdida de hermeticidad de la vivienda. Por eso en casas pasivas se instala siempre un sistema mecánico con una serie de conductos que supone una mínima inversión de energía, pero que se ve compensado por el control que supone. Además, este sistema incorpora filtros que limpian el aire de la vivienda de partículas y agentes nocivos. 

Aprovechan la inercia térmica de los materiales

Comencemos explicando el término de «inercia térmica» como la capacidad que tienen los materiales de almacenar calor. Existen materiales como el hormigón o la piedra que acumulan calor durante bastante tiempo, y al colocarse en fachadas pueden conseguir que el calor acumulado durante el día, se filtre al interior de la casa durante la noche. Así, la temperatura interior se mantiene constante durante todo el día. 

Otro asunto es la colocación de suelos radiantes. En casas pasivas, lo que interesa es que la instalación se realice bajo suelos cerámicos, ya que este material acumula mucho más calor que los suelos de madera. 

¿Cómo se genera energía mediante fuentes limpias o renovables?

La palabra clave para toda casa pasiva es «clima». Dependiendo de la zona en la que vayamos a ubicar la vivienda y el clima allí, puede hacer falta, o no, un aporte extra de energía. Es aquí donde recurrimos a las fuentes renovables para tareas cotidianas como calentar el agua o encender nuestros electrodomésticos. Así lo consigue una casa pasiva. 

Calientan agua con placas solares

Primero queremos aclarar que no es lo mismo una placa solar que una placa fotovoltaica. Mientras que las primeras están destinadas a calentar el agua, las segundas lo que generan es energía eléctrica. 

Para una casa pasiva, lo que aquí se persigue es el ahorro de agua, puesto que el ahorro de energía ya lo tendríamos con toda la estrategia que se ha seguido en el diseño y la construcción.

Las placas solares calientan los depósitos de agua gracias al sol, pero hay que tener en cuenta que no siempre el sol tiene la fuerza suficiente para cubrir nuestras necesidades de agua caliente. Por esto también es interesante recurrir a la biomasa para esos días en los que el sol no nos proporciona lo que necesitamos

Generan electricidad con placas fotovoltaicas 

El concepto de casa pasiva no exige la instalación de placas fotovoltaicas, puesto que se supone que el ahorro energético, como hemos dicho más arriba, se consigue optimizando la ganancia térmica a través de la construcción. Pero sí que es interesante aprovechar al máximo lo que la naturaleza puede proporcionarnos. 

Dicho esto, si vas a construir una casa pasiva, puedes plantearte la instalación de estas placas para conseguir aún más ahorro. No obstante, ten en cuenta que la mayoría de placas que se instalan vierten el excedente de energía a la misma compañía eléctrica. Es decir, en horarios nocturnos no te quedará otra que consumir energía proporcionada por tu compañía, más económica por ser procedente de fuentes limpias, pero con coste, al fin y al cabo. 

Para poder disponer en tu vivienda de energía procedente de tus propias placas fotovoltaicas es necesario la instalación de una batería solar, lo que supone otra inversión extra que debes estar dispuesto a asumir. 

Para ir terminando este artículo, tan solo vamos a mencionar que existen otras opciones para generar calor como las calderas de biomasa que se alimentan con pellets o restos orgánicos, las termochimeneas que pueden adaptarse y generar agua caliente sanitaria, o, por ejemplo, los pozos canadienses que estabilizan la temperatura entre unos 18 y 20 grados al aprovechar el aire bajo tierra. 

Todos estos sistemas son opciones que pueden optimizar aún más tu vivienda, pero que no son estrictamente necesarios para obtener el certificado Passivhaus. El instalar uno u otro dependerá básicamente de tus necesidades y de las carencias que tenga la edificación debido al entorno en el que se construye o la climatología que exista en la zona. 

Por supuesto, lo mejor es que una constructora de calidad especializada en casas pasivas, haga un estudio exhaustivo para determinar qué es lo que va a necesitar tu hogar para conseguir el máximo ahorro energético. 

Categoria: Casas Pasivas
Etiquetas:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *